por Equipo Comunicaciones

Un ensayo clínico, una oportunidad

Última actualización hace 3 meses

Entrevistamos al Dr. Sebastián Rauek MP. 8275 de la Fundación Scherbovsky que se encuentra trabajando en la elaboración de un nuevo medicamento que busca detener la progresión del Alzheimer.

¿Podría explicarnos en qué consiste un ensayo clínico?

Un ensayo clínico es un estudio en el que se realiza una investigación muy rigurosa en pacientes para demostrar una hipótesis, por ejemplo, de la efectividad y/o seguridad de alguna intervención terapéutica novedosa en pacientes con una determinada afección. Existen diferentes diseños de estudios clínicos dependiendo lo que se quiera demostrar.

¿Cuáles son los beneficios de participar?

El beneficio está relacionado a la posibilidad de conocer y avanzar más sobre su dolencia y un eventual avance científico en el área a investigar. Esto podría beneficiar a otros pacientes con la misma afección o similar en un futuro.

¿De qué trata el estudio clínico en el que están trabajando? ¿Qué tipo de pacientes pueden participar?

El ensayo clínico que estamos realizando actualmente tiene como objetivo evaluar la eficacia y seguridad de la medicación en estudio en pacientes con signos prodrómicos o tempranos de Enfermedad de Alzheimer. Pueden participar pacientes que presenten olvidos ocasionales que no interfieran en sus actividades diarias significativamente, o sea pacientes en estadios muy iniciales.

Conoce una investigación clínica abierta ingresando aquí

¿Qué avances puede traer este ensayo clínico?

Si los resultados de este ensayo son positivos tendremos una nueva opción terapéutica para mejorar el pronóstico de los pacientes que estén en riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer y eventualmente evitar que progrese a una demencia.

¿Cuál es el procedimiento para participar? y en ¿qué consiste?

Para poder participar el paciente debe ser evaluado por un neurólogo clínico para descartar etiologías alternativas a la Enfermedad de Alzheimer y sospechar que tenga probabilidad de desarrollar la enfermedad o que esté en estadíos iniciales. Luego debería ser derivado a nuestro centro con un resumen de historia clínica para que determinemos si cumple con los criterios de inclusión y exclusión necesarios para ingresar a éste estudio y confirmar la intención del paciente de participar del mismo.

Básicamente el estudio tiene dos fases: una que consiste en el diagnóstico en la cual se realizan evaluaciones y estudios para confirmar que se trate de un paciente con riesgo de desarrollar la enfermedad. Para ello realizamos test neurocognitivos, de laboratorio, neuroimagen, pero lo más interesante es que tenemos la posibilidad de determinar la presencia en líquido cefalorraquídeo de las proteínas relacionadas a la patogénesis de este trastorno, lo cual nos indicaría la alta posibilidad de desarrollar en un futuro demencia tipo Alzheimer. Si es así , el paciente ingresa en la etapa de tratamiento, la cual consiste en la aplicación subcutánea de la medicación en estudio y a otro grupo aplicación de placebo (sustancia que no tiene actividad en el cuerpo , pero es indistinguible a simple vista de la medicación en estudio). El ingreso a uno u otro grupo se determina de forma aleatoria por un sistema de computación y queda en ciego para el paciente y el investigador a cargo (esto significa que ni el paciente ni los investigadores a cargo tienen la certeza de cuál sustancia recibe el paciente, para evitar sesgos en los resultados). Si al final del ensayo se demuestra que los pacientes que recibieron la medicación tienen significativamente mejor evolución que los que recibieron el placebo la droga en estudio se considera eficaz y podría comercializarse para estar disponible para otros pacientes.

Existe un ensayo clínico abierto sobre Alzheimer, puedes conocerlo ingresando aquí